Terapia de Pareja en Querétaro | ¿Cómo cambiar RUTINAS DAÑINAS en la pareja?

Terapia de Pareja en Querétaro | ¿Cómo cambiar RUTINAS DAÑINAS en la pareja?

En este post te comparto tres problemáticas comunes que enfrentan las parejas que sufren de ansiedad. Además de algunos consejos útiles para empezar a trabajar en ellas el día de hoy.

Las quejas de preocupación se vuelven parte de la rutina de la pareja.

Cuando las situaciones que generan ansiedad y estrés en la pareja se han vuelto parte de la rutina hay que poner mayor atención al tema. Esta preocupación rutinaria se puede observar, por ejemplo, en miradas compulsivas al teléfono celular en espera de mensajes que se tienen que contestar a la brevedad para evitar molestias de la pareja.

Pero existen muchas otras muestras de ansiedad que se pueden observar: Llamadas inoportunas constantes para saber si la pareja está bien o por qué no ha llamado; expectativas irreales sobre el tiempo que una persona debe pasar junto con el otro; temor o miedo al abandono aunque haya un compromiso serio; revisar el celular en búsqueda de mensajes que prueben una infidelidad, etc…

Las situaciones de miedo, preocupación o ansiedad en las parejas son normales, en general siempre habrá crisis que tengan que superar en conjunto, para ello te propongo pongas en paso estos tres pasos (visita este enlace para tener la guía completa de ¿Cómo COMUNICARME con mi PAREJA sin PELEAR?):

  • Reconoce la forma en la que tú te sientes y trata de expresarlo de forma clara y concisa.
  • Escucha a tu pareja para saber la forma en que él o ella se está sintiendo de modo que te quede claro el malestar por el que está pasando.
  • Lleguen a un acuerdo en el que los dos pueden ganar sin que uno de los dos termine cediendo ante el otro.

Alguno de los dos deja de salir por evitar la preocupación del otro.

Limitar los contactos sociales debido a la inseguridad de cualquiera de los miembros de la pareja puede volverse en su contra tarde o temprano. No hay que olvidar que cuando se habla de parejas hay que considerar a las tres partes: cada miembro de la pareja de forma individual y la pareja misma como una unidad.

En ocasiones un miembro de la pareja tiende a evitar contactos sociales con las demás personas de a su alrededor para evitar preocupación en el otro, pero no hay que olvidar que las personas somos seres sociales y necesitamos también de contacto con las demás personas.

Un buen remedio para este tema es llegar a algún acuerdo donde ambos miembros de la pareja establezcan si harán visitas a familiares o amigos de manera individual y también, cuándo es momento de hacerlas en conjunto. Las reglas más importantes son con las que la pareja se sienta cómoda y que sepan que este tipo de contratos pueden requerir ajustes y cambios en determinados momentos con el afán de que las cosas les funcionen mejor.

Las discusiones sobre la preocupación no llevan a nada.

Una forma de medir si la comunicación de los miedos y ansiedades de la pareja está siendo útil, es si está habiendo cambios favorables en su salud mental. Esto quiere decir que si la pareja se ha dado cuenta que por más que discuten, sus alegatos no los hacen sentir mejor, no resuelven los conflictos y, en cambio, cada vez son más frecuentes y los dejan frustrados al final, entonces necesitan hacer algo diferente.

Tienes el derecho de discutir tus preocupaciones con tu pareja, pero si por más que lo haces no llegan a acuerdos ni a cambios significativos, deben buscar hacer un cambio en la forma en que buscan resolver las situaciones conflictivas.

Una forma de hacerlo es hacer una lista de cosas a mejorar:

  • Que cada uno escriba su propia lista de cosas que les gustaría que el otro cambiara en su forma de comportarse y luego determinara qué tan importante es verdaderamente esa situación para la pareja, finalmente examinarla a detalles para darse cuenta en qué medida esa expectativa es capa de lograrse.
  • Una vez que cada uno haya hecho su propia lista y elegido los aspectos más importantes a modificar y con una expectativa realista de que se se logren, entonces compartirla con el otro y elegir, entre los dos, la forma en que se puedan llevar a cabo los cambios.

Antes de irte…

Si deseas agendar una consulta por favor llámame o escríbeme vía whatsapp al: (442)181-9069, si no vives en Querétaro también te puedo ofrecer una consulta online (checa los requisitos). Nos vemos el próximo post.

Psicólogo en Querétaro:
Correo:
christiannp89@gmail.com

Celular (Querétaro, México):
+52 (442) 181 9069 (Whatsapp)

Deja un comentario

¡Llama ahora!