¿Problemas de memoria?

¿Problemas de memoria?


Se trata de una capacidad reducida para recordar eventos o conversaciones que han afectado la vida cotidiana de la persona que pueden estar acompañados de sentimientos de tristeza e inseguridad en situaciones sociales.

Son quejas comunes que están directamente relacionadas con la capacidad para llevar una vida independiente.

¿Para qué buscar un tratamiento?


  • Es necesario conocer la causa de los déficits de memoria, debido a que algunas de ellas son reversibles.
  • Utilizar estrategias que permitan compensar los déficits presentes.
  • Reducir los efectos emocionales negativos que pueden estar asociados a la pérdida de la memoria.
  • Conocer la gravedad de los olvidos, algunos pueden ser benignos.

A medida que se envejece pueden aparecen un mayor número de quejas subjetivas de memoria generalmente asociadas a olvidos en la vida cotidiana, a pesar de ello, estas supuestas deficiencias no en todos los casos podrán ser corroboradas mediante medidas objetivas. Sin embargo, siempre es recomendable realizar una valoración neuropsicológica completa que permita descartar las quejas de memoria o identificar el posible deterioro cognitivo presente.

En algunos grupos donde se ha estudiado la presencia de deterioro cognitivo tras la aparición de quejas subjetivas de memoria se ha encontrado que este déficit se llega a diagnosticar en alrededor de la mitad de los evaluados. Por lo tanto las quejas subjetivas de memoria no pueden ser desestimadas y requieren de una evaluación neuropsicológica adecuada y completa pues pueden ser indicadores del deterioro cognitivo leve y demencia.

Recomendaciones.


Acudir a una evaluación neuropsicológica.
Es imprescindible que si existen quejas subjetivas de memoria se visite a un especialista que pueda descartar o realizar un diagnóstico de las capacidades cognitivas actuales. Ello evitará frustraciones y traerá tranquilidad a la persona y su familia. Además permitirá realizar recomendaciones específicas en base a sus resultados.


Aprender nuevas formas de memorizar
Una estrategia útil es la visualización, es decir, para realizar una doble codificación la persona debe crear una imagen mental del concepto o la idea real que desea recordar. Una segunda estrategia es el desvanecimiento por claves, que consiste en generar una pista mental sobre la palabra que se desea recordar (p. ej. la letra con la que empieza).


Participar en actividades que estimulen la mente.
Si tras una valoración neuropsicológica se determina que aun existe las capacidades óptimas para seguir aprendiendo nuevas actividades se debe procurar la lectura, las clases de computación o el intentar aprender otro idioma. También se puede realizar un programa de estimulación cognitiva específico con un neuropsicólogo que permita el mantener y explotar las capacidades actuales.

1 comentario en “¿Problemas de memoria?

Deja un comentario

¡Llama ahora!