ACTIVIDADES ADULTOS MAYORES

3 Consejos para Ejercitar el Cerebro del Adulto Mayor.

Bienvenido a este post, si te quedas hasta el final conocerás tres consejos para ejercitar el cerebro del adulto mayor. Soy Chris Núñez y soy psicólogo, dirijo este post para todo aquel familiar, cuidador o interesado en estimular las capacidades mentales de un adulto mayor, ya se de manera individual o en un grupo.

Debido a que las quejas de memoria son tan comunes en los adulto mayores y a que el deterioro cognitivo leve se presenta frecuentemente en esta población, muchas personas me preguntan acerca de cómo trabajar la mente en casa.

Es por eso que he decido hacer este post con tres consejos para a estimulación cognitiva, donde además te dejaré una actividad que yo suelo utilizar frecuentemente cuando trabajo con grupos de adultos mayores. Además, revisa la serie de youtube donde desarrollaré hasta 100 actividades con este fin. ¡Vamos a comenzar!

Consejo 1. Usar material que sea familiar.

Uno de los principales errores de las personas que desean estimular le mente, es creer que las actividades deben ser en extremo complejas, con muchísimas reglas y que requieren mucho tiempo de entrenamiento para hacerlas correctamente, por ejemplo, el ajedrez.

No estoy diciendo que jugar ajedrez no sea un excelente ejercicio mental, pero si lo deseas trabajar con adultos mayores debe usarse únicamente si la persona previamente sabía jugarlo. Este es uno de los principios fundamental de la estimulación cognitiva: usar siempre material con el que el participante se sienta familiarizado.

En neuropsicología llamamos a este principio “ecológico”. Y a lo que se refiere es que debes preferir utilizar actividades, materiales y dinámicas que la persona haya usado a lo largo de su vida. Esto para nada limita tus actividades, piensa que son adultos mayores y han tenido muchísimas experiencias diversas, incluso puedes buscar en sus pasatiempos de antaño.

Es por ello que yo prefiero utilizar para mis actividades juegos tradicionales (como fichas de dominó o naipes de la baraja inglesa) antes que ejercicios por computadora (aunque estos también son muy útiles).

Consejo 2. Sé simple.

El segundo consejo es sobre mantener las actividades de forma simple. Supongamos, para seguir el mismo ejemplo que en el consejo anterior, que deseas estimular la mente jugando ajedrez; entonces te tomará un tiempo muuuuuuuuy prolongado explicar la infinidad de reglas que posee ese juego, entonces generarás frustración, aburrimiento y sobre todo, no se cumplirá el objetivo inicial.

Por eso es mejor que todas las instrucciones para las actividades de estimulación cognitiva sean lo más simples que sea posible. Esto tiene muchas ventajas, aquí te dejo algunas:

  • Las instrucciones simples son más fáciles de recordar. Así podrás estar seguro que estás trabajando el objetivo que deseas y no la capacidad de recordar las instrucciones.
  • Si es simple, se entiende mejor. Mientras más explicaciones tenga tu actividad es cada vez más complicado entenderlas para los participantes ¡y para ti mismo!
  • Explica menos, trabaja más. Muchos adultos mayores pueden tener problemas auditivos o déficit de memoria, lo que hace que se pierdan si tu das una instrucción de manera grupal o que dura mucho tiempo, así que vas a tener que repetirla muchas veces. Repite tus instrucciones cuantas veces sea necesario y para evitar tu cansancio haz tus explicaciones cortas.

No existe una regla sobre que tan extensa debe ser la instrucción de una actividad, pero si la puedes recortar a una sola oración que puedas repetir hasta el cansancio durante tu actividad, es mucho mejor.

Consejo 3. Administra tu tiempo.

En ocasiones pensamos que para estimular la mente de una persona mayor necesitamos material muy elaborado y entonces invertimos una gran cantidad de tiempo (o dinero) consiguiendo o elaborando dicho material. Tanto es así que a veces invertimos más tiempo en crear el material que en realizar la actividad. E incluso cuando tenemos el mejor material, nos damos cuenta que subestimamos o sobreestimamos las capacidades del participante y ya no lo podemos modificar.

Como a mi me pasó esto mil veces, decidí que tenía que usar material previamente elaborado, de bajo costo, multifuncional y que yo mismo pudiera graduar el nivel de dificultad de las tareas con modificaciones simples. Si quieres ejemplos es ello te invito a revisar mi canal de youtube.

El tip para este consejo es: nunca uses más tiempo para preparar el material que para realizar la actividad.

Actividad #10. Dato curioso.

Como te prometí, también te dejo una actividad con la que yo suelo iniciar mis actividades y que me permite la integración en del grupo. Te permite estimular la memoria episódica.

Al iniciar la actividad pídeles a los participantes que le cuenten al grupo algo que los demás no sepan de ellos. Por ejemplo, decirahora cada quién me va a contar algo que los demás no conozcamos de ustedes, pongan mucha atención porque se los voy a preguntar“.

Una vez que todos hayan escuchado todos los datos continuar con la actividad de la sesión.

A la mitad y al final de la sesión, detén la actividad y pregunta de forma particular: ¿quién me puede decir qué fue lo que contó _____”. Con ello puedes mantener atento al grupo e integrarlo para que se conozcan más.

¡Muchas gracias por haber leído este post!

Si llegaste hasta aquí ahora ya sabes cómo ejercitar el cerebro del adulto mayor y tienes muchas nuevas actividades qué realizar en un grupo o de forma individual. Si te gustó esté contenido apoya este post compartiéndolo en tus redes sociales y suscríbete a mi boletín en el formulario de aquí abajo. ¡Gracias y hasta el próximo post!

8 comentarios en “3 Consejos para Ejercitar el Cerebro del Adulto Mayor.

  1. Es muy cierto mientras más sencilla sea la actividad es mejor, yo uso trastes de crema de a litro le pongo alpiste y le pido a mi mama que me de lo que se fue al fondo(botones, objetos de diferentes formas y tamaños) y luego le pido que me diga para que sirve

Deja un comentario